The Plants Sense (2018) es una instalación que permite al público, conocer y experimentar el lenguaje secreto de las plantas. Se trata de un trabajo de carácter transdisciplinar que conecta arte, ciencia, tecnología y sociedad.

La obra está formada por un jardín interactivo en el que diferentes sensores miden las oscilaciones eléctricas de las plantas conectadas, y muestran sus reacciones bioquímicas a la presencia humana y el ambiente que las rodea.
Toda esta información es procesada y traducida en vibraciones y sonidos de baja frecuencia que permiten al visitante percibir las plantas a través de un wearable. Así mismo, diferentes interfaces dispuestos en el jardín facilitan al público experimentar y sentir en sus propias manos las reacciones registradas de las plantas, a través de distintos dispositivos electrónicos.

Esta interacción hace posible la comunicación entre los humanos y las plantas, llegando así al entendimiento del lenguaje vegetal, inalcanzable sin la ayuda de los sistemas robóticos desarrollados por los artistas.
Este dispositivo traduce y transmite precisamente aquellas señales que los seres humanos, debido a nuestro limitado sistema perceptivo, no podemos recibir de otra manera.

Obra creada por María Castellanos y Alberto Valverde con el apoyo del proyecto VERTIGO como parte del programa STARTS de la Comisión Europea, basado en elementos tecnológicos de FloraRobotica, con el apoyo de LABoral
MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies