La obra de María Bueno refleja el ciclo de la vida. La artista centra su foco de interés en la memoria familiar y en las tradiciones, en la infancia y en la naturaleza.



Su obra llena de colores vivos y luminosos recuerdan la luz de la cultura “sureña”, o como la propia artista dice: ‘ese territorio donde espacio y tiempo se funden y dan la mano’.



​Bueno se siente cercana a la artesanía y a movimientos artísticos que entroncan con el Surrealismo, el Arte Bruto, Folk y Outsider, patente en su pincelada y formas de componer y ejecutar.



​Desde el inicio de su carrera artística, María Bueno ha dado rienda suelta a su espontaneidad. Ella entiende el arte como un proceso abierto, más cargado de sentimientos que de ideas.



​El deseo de la artista es volver a la esencia, a lo manual y a lo básico, gracias a una creación artística lejos de la frialdad generada por la sociedad actual hiper-tecnológica y conectada, en la cual vivimos.

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies