This post is also available in: EN

Una de las acciones realizadas por los estudiantes este año de Educación Artística en un Colegio de Providencia, Chile, ha sido situar en uno de los baños un texto de Jacques Rancière y, en cada urinario, la imagen de varios ministros del gobierno de Piñera, el actual presidente de la República. La intervención se ha viralizado, y se ha convertido casi en un asunto nacional, donde la dirección del colegio ha pedido perdón a los ministros y al gobierno.Sin embargo, toda la comunidad artística chilena se ha levantado en defensa de la acción artística mediante una carta de apoyo:

Estos últimos días ha circulado un video de una instalación artística desarrollada por estudiantes de cuarto medio del Colegio San Ignacio El Bosque, que ha sido ampliamente difundida y rechazada. En ella se dispusieron fotografías de algunos ministros adheridas a los urinarios de los baños de educación media, acompañadas de logos del gobierno y una cita de Jacques Rancière , lo que se ha considerado por las autoridades como algo “humillante” y “ofensivo”.
Los firmantes de esta carta consideramos que dar por sentado que un ejercicio de reflexión como el desarrollado en el curso de arte del colegio San Ignacio contiene componentes “ofensivos” por los cuales la institución debe pedir disculpas, es entender bastante poco de las estrategias críticas desarrolladas dentro de un campo de acción, como es el arte, que desde fines del siglo XIX ha trabajado en la conquista de una autonomía reflexiva en virtud de la cual solo puede resultar anacrónico pedirle hoy en día que responda a los patrones convencionales de “respeto a la autoridad”. Los que opinan y piden autoritariamente una sanción y una disculpa sin mediación de análisis, probablemente desconocen a qué se llama arte contemporáneo, qué es la intervención de un espacio como práctica de arte, qué importancia tiene para la cultura contemporánea la obra La Fuente de Marcel Duchamp (1917), quién es Jacquel Rancière, qué formula su teoría acerca del reparto de lo sensible, cuál es la relación crítica entre una fotografía y un logo, qué significa la cuadrícula o trama (en este caso representada por las líneas entre los cerámicos murales), todas cuestiones que son discutibles solo en el desarrollo de un buen programa de enseñanza del arte y la cultura visual para estudiantes de enseñanza media, quienes, por lo demás, son personas que tienen acceso a lo que puede verse de manera habitual en los espacios del mundo donde se exhibe y discute la contemporaneidad del arte.

Seguir leyendo

Link a noticia

This post is also available in: EN

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies