SLOW WORLD

Slow world es un proyecto experimental desarrollado por Rosalía Banet con el acompañamiento teórico de Nekane Aramburu en el que ambas ensayan una exploración sobre la nutrición de los humanos y la industria alimenticia, los cambios en las cartografías de los sistemas productivos y sus consecuencias a corto y medio plazo.

El título de Slow world hace alusión a los recursos finitos, el exceso de consumo, la comida procesada, la explotación animal, los experimentos transgénicos y en animales, la agricultura intensiva, los envasados plastificados y la huella ecológica de los transportes de alimentos, entre otras problemáticas de insostenibilidad medioambiental vinculadas a la necesidad de nutrición mundial.

En los años ochenta el movimiento de Slow food comenzó una corriente en la que, frente a los hábitos alimenticios del consumismo y la acelerada vida contemporánea, se proponían alternativas a la Fast food (comida rápida). A partir de una primera protesta sobre la apertura en Roma de un McDonald’s, el movimiento se extendió para impulsar nuevos hábitos alimenticios (bajo las premisas de “bueno, limpio y justo”) y otra manera consciente de nutrirse.

Con esta primera aproximación pública al proyecto en mayo 2021, se pone la atención a modo de test en nuevos mapeos, más conscientes con la situación a la que se ha llegado mundialmente. Se incide así mismo en la relación de los humanos y los animales no humanos con la tierra a través de la alimentación, se cuestiona el sistema alimentario actual y se visibiliza opciones de nuevos circuitos.

Entre las obras presentadas en la exposición se encuentra la pieza Mapamundi desollado, de hueso, como una representación de la finitud del planeta y sus recursos, y la degradación de nuestro ecosistema como consecuencia del abuso de los recursos naturales, energéticos e hídricos.

Mapamundi desollado: huesos, acrílico y lápiz sobre papel, 120x190cm., 2014

 

Además se encuentra una colección de veinte mapas antropomorfos de las series Black Stomach y Mapas de piel los cuales suponen una aproximación geografía a modo de organismos degenerados y vulnerables. Las seis piezas de la serie Montañas tóxicas devienen una alerta sobre la emergencia ecológica, a través de los dibujos de montañas exentas, pintadas con los colores de los raticidas más comunes.

En esta selección de obras, se ha incidido en la práctica del dibujo como cuaderno de bitácora para estudiar el territorio y analizar sus ítems más relevantes.

SLOW WORLD

Del 27 de mayo al 28 julio 2021

En Fundación Giménez Lorente de la Universitat Politècnica de València

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies