comisaria de la exposición Women&Women, fotografía de Beatriz Moreno, Gabriela Grech, Isabel Muñoz, Ouka Lele y Soledad Córdoba. 

WOMEN & WOMEN 15.01.10 – 30.06.10Con motivo de la Presidencia española de la Unión Europea, el Gobierno de España  exhibe  en su embajada en Washington D.C., EE.UU, la exposición de fotografía Women&Women, con obra de de algunas de las fotógrafas más reconocidas del panorama español: Beatriz Moreno, Gabriela Grech,  Isabel Muñoz, Ouka Leele y Soledad Córdoba. La muestra ha sido comisariada por Blanca Berlín, directora de la galería Blanca Berlín de Madrid,  y se mantendrá expuesta en la Embajada durante los seis  primeros meses de 2010.A partir de julio de 2010, Women&Women iniciará un período de itinerancia por distintas ciudades norteamericanas (Nueva York, Chicago…) Más información:(http://www.blancaberlingaleria.com/blancaberlingaleria_en_washington/expo_washington.html )Datos prácticos:
Embassy of Spain
2375 Pennsylvania Ave, NW
Washington, DC 20037
United States of America
Tel: 202-728-6773, Fax: 202-496-0328Abierta de enero a junio 2010. Admisión gratuita (por favor, pida cita previa a laura.espino@maec.es si desea visitar la exposición) TEXTOS CRÍTICOS: 1.¿Por qué Mujeres & Mujeres?Porque, evitando la tentación de recurrir a la controvertida discriminación positiva, la mejor fotografía española contemporánea es, en gran medida, fruto del trabajo de mujeres.Hemos reunido en esta exposición a estas cinco fotógrafas bajo el argumento de la indiscutible calidad e innovación de su trabajo y por su reconocimiento internacional.La propuesta temática elegida, las Mujeres,  se presenta  desde perspectivas y enfoques bien distintos:Isabel Muñoz, coherente con su personalísimo universo creativo,  indaga en las mórbidas y fascinantes formas del cuerpo femenino, a medio camino entre la figuración y la abstracción, en tanto que las fotos de Gabriela Grech nos conducen a un mundo onírico, donde  la superposición de imágenes actúa como una metáfora de la confusión anímica y emocional.Utilizando el cuerpo como inagotable fuente de creación, los autorretratos de Soledad Córdoba brotan del inconsciente más profundo y sugieren una  realidad paradójicamente irreal, mágica, premonitoria… Irreal es también el inquietante rostro elegido por  Beatriz Moreno, andrógino, perplejo, del que ha eliminado todo atisbo de sombras y volúmenes.Ouka Leele , a través de sus llamativos colores y una innegable imaginería personal,  no duda en disfrazarse de Dolorosa para recrear una ficción metafórica, al mismo tiempo que nos hace cómplices de realidades cotidianas  cargadas de simbolismo.En todo caso, hemos querido también evidenciar el esfuerzo que España realiza a favor de la igualdad de género.Blanca BerlínComisaria  2.PrólogoComo Embajador de España en EEUU, es un placer prologar este catálogo de fotografía contemporánea española de “Mujeres&Mujeres”.La muestra con la que inauguramos culturalmente la presidencia española de la Unión Europea en EEUU  el 1 de enero el 2010, expresa el cambio ocurrido con carácter general en el panorama artístico internacional, y también español, de las últimas décadas, marcado por una presencia más activa de la mujer en la creación artística contemporánea.  A la vez, nos aporta una nueva visión de la fotografía española actual a través de obra creada por mujeres.Los trabajos que conforman esta exposición recogen la mirada de cinco fotógrafas:  Isabel Muñoz, Gabriela Grech, Soledad Córdoba, Beatríz Moreno y Ouka Leele,  que nos proponen su concepción  del mundo femenino, a través de un personal camino fotográfico centrado en la exploración de la intimidad y en la captación de distintos significados del cuerpo femenino.El espectador se coloca ante cinco mujeres, y cinco artistas representativas de la creación fotográfica contemporánea española, que a través de la captación e interpretación del cuerpo femenino indagan sobre su mundo personal e íntimo,  descubriéndonos una sensibilidad nueva y sorprendente. A través de la visión personal de cada una de ellas, el público se enfrentará  a un doble descubrimiento: el de la gran calidad de la obra fotográfica española actual y el de la existencia de una visión propia del mundo a través de la mirada femenina. Arte contemporáneo, por tanto, y arte mediatizado por la presencia particular de lo femenino; como objeto y como sujeto. Nos adentramos así en un espacio capaz de desvelarnos aspectos de la intimidad y de mostrarnos  el arte como sugerencia  frente a lo evidente,  y capaz, por último, de centrarse en la exploración de nuestro mundo interior.Mujeres&Mujeres confío, por tanto,  que servirá a lo largo de su exposición en los EEUU para familiarizar al público norteamericano con la obra de artistas españolas en plena actividad creativa, y ayudándolo a descubrir lo nuevo de  la fotografía española actual, en este caso realizada exclusivamente por mujeres.Jorge DezcallarEmbajador de España en Estados Unidos3.Sobre la colina, en el interior de la ciudad amurallada. Fotografía en España.Por Rosalind WilliamsAlgunas de las regiones españolas son famosas por sus extensas llanuras, salpicadas por un racimo de estructuras apenas perceptibles salvo cuando uno se aproxima a escasos kilómetros de cualquiera de sus pueblos. En torno, un interminable e intenso azul envuelve al más azul de los cielos. Tal descripción hace alusión a una tierra extensa y  árida que apenas conocen la mayoría de las personas que visitan el país, esos millones de turistas que todavía se reúnen anualmente en los “enclaves costeros españoles”. Esa extensa área del interior se conoce como “la meseta”.  El reputado autor y periodista, Manuel Vicent, es citado en el libro de John Hooper, “The Spaniards”, como autor de la siguiente frase:” En España hay mucho sol y un exceso de luz, lo que hace que todo resulte demasiado luminoso. Es un país de enfáticas reivindicaciones y  negaciones en donde, históricamente, la duda ha sido puesta bajo la antorcha de tan siniestra claridad.”La fotografía llegó a España poco después de que la fecha de su invención se estableciera definitivamente en 1839, en Inglaterra por Fox Talbot y en Francia por Daguerre. En un principio, las prácticas fotográficas se importaron a España desde el extranjero. En su mayoría, los españoles que se interesaron por la nueva invención fueron científicos, liberales atraídos por el proceso desde una perspectiva cultural. Por regla general se trataba de individuos que invirtieron tiempo, molestias y recursos personales para viajar a la capital francesa y aprender la materia. Es muy probable que, entre los muchos observadores de pulcro aspecto que asistían a las demostraciones públicas que realizaba diariamente Daguerre de su nueva invención, estuvieran algunos de los españoles responsables de haber introducido el nuevo proceso en el país.Desde su introducción,  la adquisición de los conocimientos necesarios para dominar la técnica de la fotograf
ía en España se reveló como una ardua tarea a la cual muchos, en medio de enormes dificultades,  aplicaban grandes dosis de paciencia y persistencia características del temperamento de los ciudadanos del país.Casi toda la información sobre fotografía que existía entonces era tan inaccesible como si se encontrara en el interior de una ciudad medieval a la que solo se pudiera llegar subiendo una colina de gran pendiente.Sin embargo,  no era el caso de otras disciplinas artísticas ya pujantes en el país, tal como ocurría, por ejemplo, con la pintura. En torno a la misma década del siglo XIX,  hacia 1840, cuando la fotografía atravesaba en varios países europeos su Edad Dorada, ya existían instituciones consolidadas en Madrid que se preocupaban por cultivar las bellas artes,  en especial la pintura. El 25 de septiembre de 1844 se publicó un Real Decreto mediante el cual se proclamaba públicamente que, “desde hace algún tiempo, los amantes de las bellas artes están clamando por una reforma radical de la educación de las bellas artes que la eleve al nivel que posee en otras naciones europeas y la dote de los medios necesarios para la formación del profesorado. Es bien cierto que la Real Academia de San Fernando ha postulado siempre la defensa más loable de este tipo de aprendizaje, pero la falta de medios ha frustrado tal esfuerzo…”.De sobra es sabido que España acoge algunas de las más importantes  instituciones de arte del mundo, destacando entre todas la que podría ser considerada como el buque insignia de tales instituciones, el Museo Nacional del Prado. En mi opinión, la fotografía en España, como en muchos otros países del mundo, podría ser considerada en cierta medida la Cenicienta del mundo del arte. La misma escuela de arte anteriormente mencionada, la Real Academia de San Fernando, que amplió su programa de estudios en 1844, no incluyó la fotografía en su plan de estudios hasta 1980. Al igual que a mediados del siglo XIX la facultad de la Real Academia de San Fernando contaba entre sus miembros con artistas tan ilustres como Goya, en la actualidad los fotógrafos seleccionados para formar parte de dicha facultad son artistas tan reconocidos e importantes como Cristina García Rodero y Antonio Bueno.Ello nos lleva a “Women & Women”,  la exposición que actualmente se exhibe en la Embajada de España en Washington. Llegado este punto,  es obligado mencionar que entre los objetivos de la actual Administración española se cuenta el de conceder mayor importancia a la igualdad de género. Si difícil es la práctica de la fotografía para los hombres en España,  todavía es más difícil cuando son mujeres las que la ejercen. Las cinco fotógrafas que la galerista de Madrid, Blanca Berlín, ha elegido para esta muestra -Soledad Córdoba, Gabriela Grech, Beatriz Moreno, Isabel Muñoz y Ouka Leele-  forman parte de una selección perspicaz e innovadora.Como comisaria de “Women & Women”, la señora Berlín ha realizado una intuitiva fusión de obras representativas de diversos géneros de la fotografía,  así como de formas distintas de expresión dentro del medio fotográfico en cuanto a disciplina artística. Ouka Leele (seudónimo de Bárbara Allende) ha elegido una visión muy personal de la fotografía escenificada. Tanto Beatriz Moreno como Gabriela Grech han preferido definir su trabajo de un modo casi abstracto, en ambos casos ampliando los límites de lo que podría ser el retrato, imaginario o real en lo que respecta a la señora Moreno. La señora Grech ha optado por una onírica interpretación de la naturaleza. Las imágenes exquisitamente ejecutadas por Isabel Muñoz, con su sensual trazo del cuerpo humano, elevan la fotografía documental a un nivel raramente explorado. Y por último, las instalaciones de Soledad Córdoba, jugando una vez más con la imaginación del espectador al que fuerza a prestar atención al más mínimo detalle de sus originalísimas obras, que retrotraen a un género fotográfico muy antiguo, el autorretrato.Todas las artistas elegidas para “Women & Women” tienen en su haber sólidas carreras artísticas,  con numerosas exhibiciones que van desde los diez años que lleva trabajando en el medio Soledad Córdoba hasta los más de treinta años de experiencia de Ouke Leele, que incluye una colaboración con el Museo de Prado y la concesión del prestigioso Premio Nacional de Fotografía del Ministerio de Cultura. Los escenarios internacionales de Isabel Muñoz posibilitan la visibilidad de sus obras por una vasta audiencia.  El sólido uso de la experimentación por parte de Beatriz Moreno y de Gabriela Grech alude a la esencia misma de la fotografía, que permite que el espectador perciba lo que no puede ver con sus propios ojos.Desde que España abrazó la democracia, es decir, desde 1978, el Gobierno del país ha realizado  continuados esfuerzos tanto en el ámbito municipal, como en el regional y nacional por incorporar las artes a la esfera política. Encomiable es el hecho de que, con ocasión de la  Presidencia de España de la Unión Europea, se haya elegido dos representaciones culturales para proporcionar el telón de fondo de las responsabilidades más importantes del país en las que podrían considerarse sus dos esferas de actividad geográfica más importantes fuera de España- la capital de los Estados Unidos y la de Bélgica. La decisión de que dichas exposiciones sean protagonizadas por artistas del medio fotográfico – “Women & Women”. Fotografías de Beatriz Moreno, Gabriela Grech, Isabel Muñoz, Ouka Leele y de Soledad Córdoba”, en la Embajada de España en Washington, D. C. y “Travesías.  Instalación de Daniel Canogar”, en las oficinas centrales del Consejo Europeo de la Unión Europea en Bruselas- constituye todo un tributo a la calidad de las imágenes producidas por los fotógrafos en España. El Gobierno de España debe ser felicitado por haber elegido como marco de alguna de sus actividades administrativas más ilustres sendas manifestaciones culturales basadas en una disciplina artística tan importante como es la fotografía.
Rosalind Williams. Comisaria independiente especializada en fotografía y
Presidente de Demócratas en el Extranjero, Sección de Madrid, España.

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies