En la instalación Naturaleza muerta (en vida) un conjunto exultante de flores desborda un marco barroco de madera, brotando de la tela con sensualidad, a la manera de los bodegones florales pictóricos del siglo XVII.

Una mirada atenta advierte, sin embargo, que detrás del júbilo floral se transparenta la melancolía de la fragilidad y la brevedad de la vida.

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies