Paisajes de la inoperancia cotidiana

En esta exposición se muestran varias series cerámicas, una suerte de rebeldía domestica formada por narraciones y testimonios de los objetos y su materia física, un trabajo sobre la identidad y la representación. Una historia a través la relación de estas vajillas afectivas, de mis obsesiones buscando romper las convenciones, mediante inestables y frágiles provocaciones y propuestas basadas en la repetición. Una invitación a cruzar el umbral de un hogar manipulado en una zona de malestar.

Las piezas comparten las características de resistencias físicas y la capacidad de ser fragmentadas por un golpe, una caída u otro tipo de agresión. Fragmentos Ilustran la tensión de la rotura, los restos o residuos tras una pelea, una guerra, un desahogo sentimental o una frustración, el paisaje de la ruina y la arquitectura caída. El objeto como representación de lo inútil, lo perdido, lo irrecuperable del pasado y la memoria. Las obras nos cuentan sus historias, su clasificación en las propiedades mecánicas o síntomas y diagnósticos.

Romper con las obsoletas normas sociales y la línea marcada del yo no he roto un plato, yo estoy dentro de los parámetros de lo que se espera de mí. Romper los moldes, la resiliencia representada en la imagen de la deformación de un cuerpo, la deformación plástica o elástica, las roturas y agujeros, la medición de la mejora de la tenacidad de un material como representación de un sentimiento, una enfermedad o un dolor.

INFORMACIÓN SOBRE EL ESPACIO EXPOSITIVO

¿Qué es CRUCE? es una de las asociaciones históricas de artistas, críticos y teóricos del panorama independiente de Madrid. Nació en septiembre de 1993, ofreciéndose desde entonces como espacio de producción de prácticas independientes en todos los registros. CRUCE desarrolla su actividad en un amplio abanico de prácticas contemporáneas sostenidas por sus socios y abiertas al debate filosófico, las artes visuales y escénicas, la música de improvisación y la poesía experimental. Así, en los últimos años se han llevado a cabo colaboraciones de muy distinta índole, en las que CRUCE deja constancia de un tejido cultural ciudadano cuyo funcionamiento no es ni público ni privado, no es ni el de una galería de arte ni el de una institución. En este aspecto, las colaboraciones con proyectos de distinta naturaleza producen, desde la impronta colectiva de CRUCE, prácticas de participación no protocolarias en un eje de trabajo distinto al habitual ¿Cómo se hace CRUCE? CRUCE se abre como lugar de encuentro para plantear y desarrollar, desde distintas poéticas, problemas actuales de arte y del pensamiento.

Catálogo

En CRUCE, ARTE Y PENSAMIENTO CONTEMPORÁNEO

DEL 25 DE NOVIEMBRE AL 19 DE DICIEMBRE 2020

Más información

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies