Ana Nance (Myrtle Beach, Carolina Del Sur, EEUU, 1969) lleva 30 años
viajando y ha visitado más de 80 países trabajando para publicaciones
nacionales e internacionales como El País Semanal, Marie Claire, Wall
Street Journal, Icon, Vogue, Conde Nast Traveler, The New York Times y
National Geographic Travel.

Paralelamente a esos encargos, ha venido
desarrollando un trabajo personal que ha dado lugar a un gran archivo de
fotografías, que concentra su mirada personal a esos países y lugares. Una
mirada sin prejuicios, que busca el acercamiento a otros mundos y
culturas y trata de ir más allá de los lugares comunes que a menudo
ocultan realidades mucho más ricas y complejas.

La selección de fotografías que se presentan, centrada en una serie de
países árabes, como la República del Sudán, Catar, Egipto, Arabia Saudí,
Palestina, Marruecos y Argelia, fueron tomadas entre 2012 y 2021 e
intenta romper con los estereotipos que, a menudo, se proyectan sobre
esta parte del mundo. No pretende ser una inmersión exhaustiva en las
diferentes realidades sociales de esos países, ni en sus problemáticas, sino
que apunta a la afirmación de su riqueza cultural. Y lo hace a través de
fragmentos, de detalles de su arquitectura, del paisaje, de objetos de la
vida cotidiana, de aquello que a menudo escapa a nuestra mirada cuando
ésta pasa de forma somera por las cosas.

A la fotógrafa le gusta descubrir;
de ahí que se sienta cómoda poniendo la atención en lo que pasa
desapercibido. Ana Nance nos hace detenernos en cada imagen y
participar de su viaje, que ella concibe como una experiencia de vida, una
experiencia que la transforma, que la enriquece, ya que somos el
resultado de todos aquellos lugares, momentos y personas que
encontramos a lo largo de la vida y que nos concedieron una parte de su
tiempo, sus pensamientos y opiniones, influyéndonos de una u otra
manera. Por ello, desde el momento en que sale de los límites de su zona
de confort, su mirada se vuelve escrutadora, buscando la sorpresa,
dejándose impactar por el detalle, por el encuentro, por la vida. Y como
resultado, lo feo y lo gris se vuelven hermosos, lo bello puede perder
interés y la indiferencia de lo normal ganarlo.

A Working Woman Caring Plants From Her Garden, Dahshur, Egypt.

En cada una de sus fotografías, Ana Nance construye una suerte de fábula,
de alegoría, que nos impele a mirar a esos países de otra manera. Para la
fotógrafa, a quien la lectura de Las mil y una noches le sugirió que también
ella debía seguir contando historias para salvar la riqueza de las diversas
culturas que ha tenido la suerte de conocer, estas imágenes son
simplemente vestigios. Vestigios de mundos en vías de desaparición o de
otros más recientes que los sustituyen, formando parte ambos de la
realidad de nuestro mundo. Presidentes, líderes, sociedades,
comunidades, individuos y también influencias y tendencias, todos
cambian dejando su huella en la naturaleza y en esta tierra. Migran y
avanzan dejando atrás banderas perdidas y cautivas que evidencian el
paso del tiempo, mientras aparecen otras nuevas que también lo
simbolizan. Estas «banderas» son simplemente una metáfora y sus
fotografías están llenan de metáforas ricas y abstractas.

Las fotografías en color de Ana Nance nos muestran un mundo en
transformación donde el presente y el pasado conviven, donde el paisaje
rural o urbano está más presente que las personas que lo habitan, pero
donde la ausencia de éstas es verdadera presencia.
Tratando de encontrar sentido al mundo en que vivimos a través de sus
viajes, Ana Nance ha construido un lenguaje poético visual en una
narrativa marcada por la repetición de temas y sílabas, en la que subyace
un trabajo exhaustivo basado en sus notas de campo y sus diarios visuales.
En su estética encontramos cierta resonancia de la pintora que en su día
quiso ser y podríamos decir que la fotógrafa pinta con la fotografía.
Quizás ahí estribe ese gozo que desprenden sus imágenes, que nos invitan
a una contemplación activa, a una celebración de la vida y la belleza.

La muestra ha sido comisariada por Oliva María Rubio.

Del 3 de febrero de 2022 al 27 de marzo de 2022
Todos los días de 10 a 19:30 horas.
Sala de columnas de Casa Árabe (c/ Alcalá, 62. Planta Sótano)

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies