La exposición “El árbol de la rabia” en el EACC de Castellón presenta la obra de ocho artistas que hablan del feminismo hoy, en una exposición que podrá visitarse del 10 de marzo al 12 de junio. Comisariada por Semíramis González, el título parte de un verso de la escritora afroamericana, feminista, y lesbiana Audre Lorde y busca reunir algunos de los temas centrales que han preocupado al feminismo en las últimas décadas de manera global.

A partir de estas ramas diversas de un árbol feminista, las ocho artistas que forman parte del proyecto han sido reconocidas por unos trabajos atrevidos y contestatarios a lugares y espacios donde sus discursos no son, a menudo, bien recibidos. Regina José Galindo, Kubra Khademi, Julia Galán, María María Acha-Kutscher, Marina Vargas, Ana Esteve Reig, Fatima Mazmouz y Beth Moysés manifiestan cómo la igualdad de género sigue siendo una cuestión prioritaria en la agenda política de cualquier país, independientemente del lugar en el que se encuentren los derechos humanos de cada lugar.

Desde artistas nacionales e internacionales, esta exposición pone de relieve cómo el arte es una herramienta prioritaria para denunciar la violencia que sufren las mujeres y como las artistas utilizan las herramientas visuales a su alcance para hacer llegar su denuncia a cualquier parte.

“El árbol de la rabia” recoge obras de ocho artistas feministas que están dialogando globalmente y cuyas obras y temáticas son universales; pero también es una exposición que, sin poder abarcar todas las cuestiones que atañen a la agenda feminista hoy, recoge una amplia mirada (tanto en el origen de las artistas como en sus obras) que nos permite reflexionar sobre lo difícil que sigue siendo nacer mujer hoy en cualquier parte del mundo.

Según las estadísticas mundiales, 1 de cada 3 mujeres en el mundo ha sufrido violencia física o sexual por parte de su pareja o expareja. En el caso español, la mitad de las mujeres de nuestro país han sufrido algún tipo de violencia machista en su vida.

“El árbol de la rabia” es una exposición que parte de esa rabia como impulso transformador, especialmente a través del arte y el activismo, el grito conjunto de las artistas por denunciar esta violencia. A partir de las palabras de Audre Lorde, las ocho artistas de esta exposición nos invitan a reflexionar sobre nuestro papel para cambiar la realidad de las mujeres y las niñas; como dice Chimamanda Ngozi Adichie, “todos deberíamos ser feministas”.

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies