Instituto Cervantes de Tánger

La pintora Consuelo Hernández, tenía que haber expuesto su obra en la Sala de exposiciones del Instituto Cervantes de Tánger este año 2020, pero a causa de la pandemia del virus COVID-19 se ha pospuesto para el año 2021. Os dejamos esta entrevista para que la conozcáis un poco más.

«Un día de octubre de 1999 se celebraba mi primera exposición de pintura en Tánger, en la sala del Instituto Cervantes. Hoy, transcurridos más de veinte años, releo el texto-presentación del catálogo titulado “Madrid-Tánger”, y reescribo, modifico o añado palabras que explican mi primer encuentro con la ciudad:

“El tópico“ la vida entendida como viaje, como búsqueda, como aventura o como aprendizaje” constituye, en no pocas ocasiones, la base en la que se han sustentado grandes obras literarias; y también pictóricas. Obras que reflejan nuestra propia realidad humana: el deseo de ruptura o de evasión de lo que tenemos.

Búsqueda, evasión-ruptura, azar… he aquí, resumidos en pocas palabras, los móviles que me empujaron hace ya algún tiempo, a emprender un viaje-experiencia pictórico soñado, que habría de convertirse poco después en una realidad tangible.

Así surge mi encuentro con Tánger, “como el resultado de un lento ascenso-evasión de las calles y edificios madrileños hacia una ciudad desconocida, misteriosa, y, a la vez, especialmente atractiva. Un ascenso iniciado desde campos inmensos de cereales, desde soledades y multitudes hasta la visión real que el azar o las circunstancias habían configurado bajo el nombre concreto de Tánger”.

Y he aquí que Tánger, su aire, su vegetación, sus atardeceres, sus mares, me cercaron; y allí sentí que otra realidad me hacía suya. Fascinada, intenté captarla mediante pinceles, espátulas, óleos y lápices; hurgando en el misterio de sus piedras, de sus árboles, de sus rostros, siempre bajo la mirada cautiva de luces nada habituales y de sonrisas que nunca dejaron de ser…

Y caminando tras aquella realidad, reveladora de sentimientos y emociones solo experimentados en Tánger, la hice mía en tablas, en lienzos y en papel. Ahora, transcurridos más de veinte años, continúo en ella; tal ha sido el poder con el que me atrapó.

Y en un proceso de interiorización difícil de explicar han ido surgiendo, a lo largo de los años, obras y proyectos cuyo protagonista continúa siendo Tánger; una línea de inspiración inagotable.

A modo de reflexión sobre el hecho pictórico escribía María Zambrano: “Un cuadro muestra un suceso que le ha sucedido a alguien y que le sucede a quien lo mire”. Bellísimas palabras a las que cabe añadir: Cada cuadro es parte, esencia del artista que lo pintó; es el reflejo de vivencias y emociones, de estados del alma, una pequeña parte de su propia biografía.»

Madrid, octubre de 2020 Consuelo Hernández

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies