This post is also available in: ES

© Yolanda Dorda. Sin título. 2018

Las artistas Paula Noya, Yolanda Dorda y Marina Nuñez, las gestoras Montaña Hurtado y Encarna Lago, la galerista Luisa Pita, y la comisaria Paula Cabaleiro participan en la II Edición de El poder de la presencia, en Lugo desde el 31 de octubre al 18 de diciembre.

El proyecto Mujeres Mirando Mujeres reúne en Galicia a reconocidas artistas de Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León en su II Edición de El Poder de la Presencia: Eliminando los límites autoimpuestos.

© Paula Noya. El velo pintado.

Organizada por Arte a un Click y comisariada por Mujeres Mirando Mujeres, esta segunda edición, que se inaugura el 31 de octubre a las 20.00h, ha sido invitada por la Diputación Provincial de Lugo como parte de su programación cultural, sumándose así al proyecto de la Rede Museística Provincial de Lugo “EU… TI… ELAS… NOSOUTRAS, NOSOUTRXS EN REDE”

La muestra se podrá visitar del 31 de Octubre al 18 de Diciembre de 2019 en la Sala de Exposiciones del Pazo de San Marcos de la Diputación Provincial de Lugo y se extenderá a los cuatro museos que componen la Rede Museística.

 

 

Comprometida con la incidencia de la perspectiva de género en el arte, la colectiva reflexiona esta vez sobre los territorios cotidianos, los micro-mundos que diariamente nos enfrentan con la validación de nuestro derecho. Así se ha establecido en el texto curatorial con el que se ha trabajado:

“Qué batallas libramos dentro, bajo nuestra piel, ficciones y paradojas que conviven con esta mujer que reivindicamos y con la que somos, cuanta distancia hay entre nuestras realidades y aquello que defendemos.”

© Marina Nuñez. Ingenio (Carmen). 2010.

“Hoy seguimos necesitando ganar espacios de visibilidad y compromiso que nos permitan implementar además de necesarios cambios en el mundo de la política, la empresa, el mundo económico, el del saber o el mundo del arte, otros cambios que van más allá y que, en definitiva, son los que harán que la igualdad real llegue.”

“Hablamos de esas decisiones que tomamos a diario, muchas veces nimias, incluso sin darnos cuenta, acoplándonos a las expectativas que como género se tiene de nosotras, perpetuando así un canon que, a fuerza de repetirse hemos interiorizado de tal forma que ni lo percibimos. Frenos autoimpuestos, techos, jaulas de cristal, que nos limitan el poder, el poder ser, el poder estar, el poder crecer.”

This post is also available in: ES

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies