Artículo orginalmente publicado en Revista M-Arte y Cultura Visual

ANTICIPO: EXPOSICIONES EN ESPAÑA 2020

Joan Jonas, Moving Off the Land II, Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Del 25 de febrero al 18 de mayo de 2020.

En Moving Off the Land II, la artista neoyorkina Joan Jonas (1936) rinde homenaje a los mares, su fauna y flora, su biodiversidad y su delicada ecología. Sus nuevas obras se sumergen en lo más profundo de las aguas marinas, nadan con los peces que las pueblan e incorporan material literario y poético de escritores que se han aproximado a estas masas líquidas que cubren dos terceras partes del planeta.

Fiel a la metodología que le ha granjeado elogios y prestigio, Jonas combina poesía y prosa de escritores como Emily Dickinson y Herman Melville con textos de Rachel Carson y Sy Montgomery, y con imágenes en movimiento filmadas en acuarios y en Jamaica, donde la proliferación de algas y la pesca abusiva plantean una amenaza urgente al medio ambiente.

Lygia Clark, Pintura como campo experimental, 1948–1958, Museo Guggenheim, Bilbao. Del 6 de marzo al 31 de marzo de 2020.

Una visión fundamental de la importante figura de vanguardia brasileña Lygia Clark en su primera década de producción. Entre 1948 y 1958 la artista experimenta con pinturas que oscilan entre la figuración y la abstracción, y que articularán el lenguaje visual de su futura e innovadora obra de arte.

Comisaria: Geaninne Gutiérrez-Guimarães.

Nalini Malani, No me oyes, Fundación Joan Miró, Barcelona. Del 20 de marzo al 29 de septiembre 2020.

La artista india Nalini Malani (Karachi, 1946), galardonada con el Premio Joan Miró 2019, presenta una selección de obras de toda su trayectoria artística, marcada por el pensamiento feminista y la denuncia y condena de la violencia.

Las obras de Malani evocan la vulnerabilidad y la precariedad de la existencia humana con una iconografía personal que bebe de mitologías antiguas y universales. La justicia social, feminista y ecológica constituye el corazón de su trabajo artístico y toma forma en la exposición con un conjunto de instalaciones inmersivas de gran formato —proyecciones de películas y animaciones, sombras chinas y paneles pintados—. La artista también ha creado un mural y una performance específicamente para la Fundació Joan Miró.

El título, No me oyes, interpela directamente al patriarcado, un interlocutor que, para Nalini Malani, se muestra indiferente e insensible a las demandas justas de las personas vulnerables, en especial de las mujeres.

Las invitadas. Fragmentos sobre mujeres, ideología y artes plásticas en España (1833-1931), Museo del Prado, Madrid. Del 31 de marzo al 6 de septiembre de 2020.

Esta exposición, realizada primordialmente con fondos del propio Museo del Prado, aborda el papel de la mujer en el sistema español de arte en el siglo XIX y los primeros años del siglo XX. A través de un recorrido estructurado en dos grandes ámbitos, permite, en primera instancia, reconocer la imagen de la mujer que el Estado legitimó mediante premios, exposiciones y museos, así como el lugar que ocupaba en la sociedad. Y a continuación, y gracias a la exhibición de algunas de las obras de artes plásticas más importantes producidas por mujeres en la centuria antepasada en España –ordenadas en ámbitos que analizan las distintas dedicaciones que estas desempeñaron–, ofrece un mapa básico sobre el papel subsidiario que el sistema concedió a las mujeres.

La exposición también muestra el camino, a veces épico, que algunas mujeres debieron recorrer hasta librarse de las ataduras impuestas a su género.

Concha Jerez, Que nos roban la memoria, Museo Reina Sofía, Madrid. Del 28 de abril al 21 de septiembre 2020.

La artista Concha Jerez (Las Palmas de Gran Canaria, 1941), ganadora del Premio Velázquez de artes plásticas 2017, presenta esta retrospectiva comisariada por Joao Fernandes, que tiene como eje principal el tema de la Memoria, y que exhibe sus trabajos desde los años setenta a la actualidad a través de objetos, dibujos a partir de noticias de prensa, escritos ilegibles y vídeos.

La guerra civil y su represión posterior, la censura en la época de la transición, la reivindicación de los seres olvidados y anónimos -mujeres, emigrantes- o la relación entre la memoria y su represión, son algunos de los asuntos tratados en cuatro instalaciones que ocuparán otras tantas escaleras del antiguo Hospital, hoy reconvertido en Museo, y dialogan con su espacio y con su historia. Es la primera vez que una exposición utiliza esos cuatro espacios singulares y de gran belleza.

.

Anna-Eve Bergman, De norte a sur, ritmos, Museo Reina Sofía, Palacio de Velázquez, Madrid. Del 7 de mayo al 27 de septiembre 2020.

La artista noruega Anna-Eva Bergman (1909-1987) consideraba el ritmo como elemento estructural de la pintura, un ritmo que surgió del empleo de determinadas materias —hojas de metal, pan de oro, plata o cobre—, formas, líneas y colores. En sus inicios, su obra estuvo marcada por la influencia de los artistas alemanes de la Nueva Objetividad pero, a partir de la década de 1950, experimentó un giro radical cuando se dedicó a la abstracción pictórica, construyendo un universo singular en torno a la línea y el ritmo. El paisaje se convirtió entonces en la referencia esencial de su obra: motivos naturales, mitología escandinava —planetas, montañas, barcas, fiordos— o la luz nórdica.

Su relación con España se inició en 1933, cuando se instaló durante un año en Menorca junto a su pareja, Hans Hartung. En 1962 realizó un viaje a Almería que marcaría su obra de manera determinante; allí comenzó a crear sus primeros horizontes, motivo que retomará al volver a pintar los paisajes noruegos. Este vínculo entre Noruega y España —norte y sur— desembocó en una formalidad semejante, aunque de tonalidades muy diferentes, entre ambos paisajes.

Las piedras son otro elemento recurrente en Bergman, que surgen a principios de la década de 1970 después de haber viajado por España y Portugal, como se muestra en su serie Pierres de Castille [Piedras de Castilla, 1970].

En sus viajes, la artista realizó un gran número de fotografías que utilizaba como rastro, memoria o recuerdo, de este modo pintaba sus paisajes a partir de la distancia entre la pintura y lo percibido, transformado por el paso del tiempo.

Azucena Vieites, Playing across papers, Sala Alcalá 31, Madrid. Del 20 de mayo al 26 de julio de 2020.

.

Lee Krasner, Color vivo, Museo Guggenheim, Bilbao. Del 29 de mayo al 6 de septiembre de 2020.

Lee Krasner es una de las figuras más destacadas del Expresionismo Abstracto, aunque su trascendencia se vio eclipsada durante mucho tiempo por su relación con Jackson Pollock. Esta exposición, la primera gran retrospectiva en Europa dedicada a su trayectoria, mostrará de manera íntegra su obra y su vida, a través de sus más importantes pinturas, collages y dibujos.

Exposición organizada por Barbican Centre, Londres en colaboración con el Museo Guggenheim Bilbao.

Ellen Gallagher, Centro Botín, Santander. Del 13 de junio al 4 de octubre 2020.

La primera exposición individual de Gallagher (Providence, Rhode Island, EEUU, 1965) en nuestro país supone una retrospectiva que abarca dos décadas de producción, desarrollada en dife-rentes soportes. Así, se mostrarán diversas pinturas y obras sobre papel seleccionadas de tres de sus series: Black Paintings / Pinturas negras, serie de obras monocromas producidas en 1998 mediante las que la artista intenta transmitir que la psicosis de las relaciones raciales está profunda-mente enraizada en la historia de la abstracción occidental; Watery Ecstatic / Extático acuoso, serie de obras sobre papel iniciada en 2001 y todavía en proceso, en las que Gallagher se inventa unas complejas formas biomórficas que relaciona con Drexciya, un legendario reino submarino habitado por las mujeres africanas embarazadas y sus hijos, que fueron arrojados por la borda durante el comercio del tráfico trasatlántico; y Sea Bed / Fondo marino, serie pictórica reciente que repasa temáticas relativas al tráfico de esclavos y la memoria que la migración forzosa ha dejado en el océano.

La muestra se completa con un conjunto de instalaciones fílmicas en las que lleva tiempo trabajando junto al artista holandés Edgar Cleijne.

Paloma Navares, El Vuelo, MUSAC, León. Desde el 20 de junio de 2020.

«El vuelo” repasará, a modo de retrospectiva, cuatro décadas de trayectoria de la burgalesa Paloma Navares, cuya producción se caracteriza por el uso de nuevas tecnologías, la utilización del espacio, la luz y la integración de diversas técnicas a la hora de revisar los cánones de la Historia del Arte.

Lynette Yiadom-Boakye, Museo Guggenheim, Bilbao. Del 25 de septiembre de 2020 al 31 de enero de 2021.

Reconocida ampliamente como una de las artistas más importantes de su generación, Lynette Yiadom-Boakye es una pintora y escritora británica aclamada por sus enigmáticos retratos de personas ficticias. A fin de captar un momento único del fluir de la conciencia, ejecuta cada uno de sus retratos en una sola sesión. Según afirma la artista, sus personajes “no son reales”, pero matiza: “Yo creo que les conozco; cada uno de ellos está impregnado de su propio poder, de un eco… de un componente empático de un mundo imaginario”.

La obra de Yiadom-Boakye muchas veces contiene alusiones a los retratistas históricos europeos, en particular a Thomas Gainsborough, Francisco de Goya, John Singer Sargent y Édouard Manet, si bien tanto su temática como su técnica son decididamente contemporáneas. Centrado en el retrato de personajes negros imaginados, el trabajo de Yiadom-Boakye plantea importantes interrogantes sobre la identidad y la representación. Las figuras que aparecen en sus pinturas habitan lugares atemporales e indefinidos, que el espectador puede dotar de significado.

La artista ha sido galardonada con el prestigioso premio Carnegie en 2018 y fue nominada para el premio Turner en 2013. Su obra se presentó en la exposición Ghana Freedom, en el pabellón de Ghana de la 58ª Bienal de Venecia, celebrada en 2019. La muestra que presenta ahora el Museo, integrada por ochenta pinturas y obras en papel creadas desde el año 2003 hasta la actualidad, representa la mayor exploración dedicada hasta la fecha a la carrera de Yiadom-Boakye.

Leonora Carrington, Fundación Mapfre, Madrid. Del 30 de septiembre de 2020 al 10 de enero de 2021.

Pintora, madre, emigrante, exiliada, feminista, intelectual y escritora, Leonora Carrington es una de las artistas más singulares del siglo XX. La exposición presentará su universo artístico y su personalidad intelectual por medio de un amplio y variado repertorio de creaciones que incluirá pinturas, dibujos, tapices, escenografía, vestuario teatral y producción escrita. Junto a ellos, podrá verse material de archivo, libros, películas y fotografías documentales que proporcionarán el contexto histórico de la artista. El resultado será la primera gran retrospectiva consagrada a Carrington tanto en España como en Dinamarca.

Ana Prada, MUSAC, León. Desde octubre de 2020.

Muestra dedicada a la zamorana Ana Prada, que utiliza objetos de su entorno próximo que después manipula y asocia, más o menos explícitamente y desde la ironía, a nuevas identidades que los alejan de sus funciones primarias.

Vivian Suter, Museo Reina Sofía, Madrid. Del 5 de noviembre al 28 de marzo 2020.

La artista Vivian Suter (Buenos Aires, 1949) será protagonista en el Palacio de Velázquez del Parque del Retiro a finales del año 2020. En 1983 establece su residencia permanente en plena selva guatemalteca, y allí, desde su estudio en Panajachel, su obra evoluciona hacia un intercambio cada vez más estrecho con el entorno natural, plasmado en lienzos coloristas y vívidos que se desprenden del marco.

Su trabajo se vuelve más orgánica y procesual, generando series pictóricas terminadas por el carácter azaroso de la naturaleza, que Suter expone con las marcas de los restos de las inclemencias meteorológicas. A partir de ese momento, la naturaleza intervendrá casi como coautora de sus obras. La artista empieza a experimentar también con cola de pescado en trabajos que transitan entre la introspección del interior de su estudio y el exterior, donde se impregnan del viento, la lluvia, el barro e incluso pequeños organismos del entorno selvático.

Meret Oppenheim. Reflejo de una época, Museo Picasso, Málaga. Del 19 de octubre al 7 de febrero 2020.

La exposición presenta un recorrido singular gracias a la diversidad de obras de Meret Oppenheim (1913-1985) creadora mujer que logró integrarse como miembro del movimiento surrealista, ganando un indiscutible papel de relieve en el mundo artístico del arte europeo del siglo XX.  Después de 30 años, ésta será su primera retrospectivaen España, con obras que abarcan casi medio siglo de su actividad artística y que refieren a todos sus periodos de trabajo.

La exposición de Museo Picasso Málaga dará cuenta de la diversidad y amplitud de su trabajo mediante unas ciento veinte obras entre pintura, escultura, dibujo, grabado diseño de moda, joyería y mobiliario, ready mades, fotografías y documentación que testimonia sus incursiones en el teatro, cine o la poesía. Así mismo la exposición se complementa con un selecto grupo de obras de artistas cercanos a ella, entre los que destacan Jean Arp, André Bretón, Salvador Dalí, Marcel Duchamp, Max Ernst, Leonora Fini, Alberto Giacometti, Man Ray, Dora Maar, Dieter Roth, Jean Tingely o Daniel Spoerri. Exposición comisariada por Thomas Levy, José Lebrero Stals e Inmaculada Abolafio.

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies