This post is also available in: EN

Noticia publicada originalmente en El Diario el 26/07/19

Noticia servida automáticamente por la Agencia Efe

El Instituto Cervantes de Nueva York inauguró este jueves una muestra que acoge obras de cerca de una veintena de artistas españoles enmarcados en dos grupos que, durante la época del franquismo, eligieron formas distintas de expresar un mismo sentimiento: su deseo de cambio.

La exhibición, que podrá verse hasta el próximo 3 de septiembre en la Gran Manzana después de haber recorrido las sedes de la institución en Praga, Moscú, Roma o Lisboa, contrapone las obras del grupo El Paso, que se decantaba por la corriente abstracta, y Los Realistas, cultivadores del realismo cotidiano.

Entre estas dos agrupaciones, se encontraba Lucio Muñoz, que cumplía el importante papel de eslabón, y de quien también se ha incluido una obra.

El Instituto Cervantes destacó el carácter selecto de la muestra, debido a que algunas de las piezas que contiene son difícilmente visibles, ya que pertenecen a colecciones privadas o a los propios artistas.

El proyecto «tiene como novedad la de emparejar a artistas que hasta ahora se estudiaban por separado por pertenecer a grupos y tendencias artísticas diferentes», explicó la responsable de artes visuales del Instituto Cervantes, María José Magaña.

«Estamos ante una ocasión única en la que artistas de estilos diferentes se unen para dar voz a una época concreta de la historia de la pintura y la escultura en España», apuntó por su parte la comisaria de la muestra, María Toral.

El grupo El Paso, señaló Toral, estaba compuesto por creadores que buscaban acabar con el letargo artístico que reinaba en España durante la dictadura de Franco, y su esfuerzo conjunto les llevó a exponer en la Bienal de Venecia o a importantes instituciones como el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) en 1958.

Al mismo tiempo, otro conjunto de artistas empezaba a destacar en España, pero desde la figuración, la otra gran tendencia del momento que también había llegado hasta EE.UU. con artistas como Edward Hopper.

Así, la exposición es capaz de mostrar los puntos de unión de dos grupos aparentemente muy distintos: retratan la sociedad española del momento, y expresan su deseo de cambio dentro de la sociedad, que quedaba patente en la presencia de mujeres artistas que trabajaban de igual a igual.

This post is also available in: EN

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies