Artículo originalmente publicado en M-arte y cultura visual

Redacción

Desde M-Arte y Cultura Visual queremos expresar nuestro cariño y solidaridad con la artista Daniela Ortiz, que se ha visto obligada a abandonar precipitadamente España ante las graves amenazas recibidas. Igual que nuestras compañeras de MAV rechazamos contundentemente el acoso y la persecución a Daniela, así como el que sufren todas las mujeres, artistas y activistas, por expresarse con libertad artística y críticamente.

Nos sumamos al siguiente comunicado y os invitamos a firmar el documento en el enlace que encontraréis al final del mismo:

Colectivas migrantes y antirracistas de todo el Estado Español nos unimos para denunciar la violenta situación que ha sufrido nuestra compañera Daniela Ortiz. Los ataques racistas y misóginos en redes sociales la han forzado a abandonar el país, para protegerse ella y su hijo de posibles agresiones físicas y de la violencia institucional de la que pudiera ser objeto.

La obra artística de Daniela y su discurso, pone en evidencia la reproducción cotidiana de un orden racista que explota y vulnera. Gracias a un trabajo minucioso de investigación, observación y basado en la propia experiencia de agresiones sufridas por ella y el entorno que apoyamos la lucha, su obra denuncia estas vulneraciones en todos los ámbitos, como podemos ver con la realidad que atraviesan hoy lxs temporerxs, las trabajadoras del hogar y los cuidados, las trabajadoras sexuales, entre otros, incomodando tanto a los grupos de derecha como a quienes se creen progres de izquierdas, pero que en la mínima interpelación, le han dado la espalda o la han atacado y amenazado, imposibilitando su participación en el diálogo, el debate y la reflexión que contribuyan al pensamiento crítico y la construcción de políticas de justicia social y dignificación de la vida.

Condenamos la constante instigación y amenazas racistas hacia Daniela y todas las compañeras activistas que trabajamos en la construcción del discurso anticolonial, que en este caso, era expresado a través de su reconocida obra artística. Estos actos, no son hechos aislados o anecdóticos, responden a una lógica sistémica, que cuentan con la complicidad de los medios de comunicación hegemónicos, que se encarna en la constante violencia como defensa de quienes son interpeladxs por su acción colonial cotidiana. Su intención aleccionadora sobre las personas migradas que articulamos la lucha antirracista desde nuestras organizaciones, asociaciones y colectivas, no nos detendrá, sino por el contrario, nos da más argumentos para develar la violencia estructural y su orden colonial vigente.

Con este ataque a la libertad de expresión, quieren callar nuestras voces, nos quieren sumisas, obedientes para mantener sus privilegios. No es sólo a la artista que atacan, atacan las formas de supervivencia de las mujeres, madres, migrantes, difamando, desestimando y vulnerando derechos, con total impunidad, y amenazando directamente la unidad familiar, que tanto defienden para las familias blancas, pero que en cambio para las mujeres migradas significa enfrentarse a la institucionalidad y poner en riesgo a sus hijxs, ya que la quita de custodia es una realidad, como rigurosamente lo ha denunciado Daniela.

Quienes hemos atravesado dictaduras en nuestros territorios, o hemos emigrado por el expolio colonial en nuestros países, sabemos del rechazo que produce nuestra llegada al norte global, representamos una amenaza a vuestra selectiva memoria, porque temen a la exigencia de reparación. Por eso instrumentalizan leyes excluyentes, como la Ley de Extranjería, las trabas burocráticas de las administraciones para otorgar derechos a las personas migrantes y libran una guerra en las fronteras contra nuestras cuerpas. Y sí, somos una amenaza al colonial estado de bienestar europeo, porque somos resistencia migrante y no nos van a callar. Aunque esas necropolíticas nos expulsen, volveremos tantas veces como sean necesarias, a cuestionar esos monumentos y esa supremacía criminal que nos oprime pero que también nos impulsa a luchar contra el racismo estructural.

¡Ante la violencia patriarcal, racista y colonial, autoorganización migrante!
#YNoNosCallaran

Madrid, 4 de agosto de 2020

Si queréis uniros a este comunicado, podéis firmar en el siguiente enlace:
https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScqDv1P3qNLv5k2wjGf_Mfr0IAfjQz8mxcuxDspiG4ys8Tpfw/viewform?fbzx=-8323300826235403122

MAV también es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies